Cómo identificar y tratar el alcoholismo en jóvenes

El alcoholismo adolescente es un problema lamentable y trágicamente común que resulta en miles de muertes cada año. Cuanto más joven una persona comienza a beber, es más probable que se vea afectada por el alcoholismo en el futuro.

Signos del alcoholismo adolescente

Debido a que en promedio, la edad para beber países del hemisferio occidental es de 21 años, a menudo se piensa que el alcoholismo es un problema de adultos. A pesar de esto, el alcoholismo adolescente es un problema muy real y común. El alcohol es la sustancia de abuso más común en todo el mundo, esto incluye a personas menores de 21 años.

Por ejemplo, más de la mitad de los estadounidenses entre 12 y 20 años han experimentado con el alcohol y 1 de cada 5 adolescentes se convierte en bebedores empedernidos. Hace 10 años, hubo 189.000 visitas a las salas de emergencia como resultado de lesiones relacionadas con el alcohol en menores de edad.

El 10% de los estudiantes de octavo grado informa haber bebido en algún momento y la prevalencia del alcohol aumenta con la edad. El 33% de los jóvenes de 15 años ha probado al menos una bebida y el 35% de los estudiantes de preparatoria ha consumido alcohol en los últimos 30 días.

Los adolescentes menores de edad que beben pueden hacerlo por las siguientes razones:

  • Piensan que es genial.
  • Quieren encajar en algún círculo.
  • Ven a sus padres beber.
  • Quieren sentirse más cómodos con sus amigos.
  • Quieren demostrar su valía a sus compañeros.
  • Se sienten presionados.
  • Quieren hacer amigos y sentirse aceptados.
  • Están luchando contra la ansiedad o la depresión.

Además de los muchos impactos negativos para la salud que son causados ​​directamente por la bebida, los bebedores jóvenes son especialmente vulnerables a las muertes relacionadas con el abuso del alcohol.

¿Cómo prevenir el alcoholismo en la adolescencia?

Los padres y los maestros pueden tener un gran impacto, negativa o positivamente, en la visión de un joven sobre el alcohol. Tener líneas de comunicación abiertas y honestas puede desempeñar un papel muy importante en la prevención del alcoholismo en menores de edad.

Los padres pueden hablar con sus hijos sobre los peligros de beber a una edad temprana. Si los padres optan por beber delante de sus hijos, deben beber de forma responsable y dar un ejemplo de hábitos saludables de bebida. Asegurarse de que el alcohol no sea de fácil acceso también puede ayudar a evitar problemas con el alcohol en los adolescentes.

Lo más importante es que desempeñar un papel activo en la vida del niño conociendo a sus amigos, participando en actividades familiares saludables y divertidas, y teniendo conversaciones sobre la vida en general puede limitar el riesgo de alcoholismo en la adolescencia.

Tratamiento del alcoholismo en adolescentes

El consumo de alcohol por menores de edad puede exponer a los adolescentes a una letanía de consecuencias, pero hay esperanza. Si su hijo muestra signos de alcoholismo o cambios de comportamiento debido al aumento del abuso del alcohol, comuníquese con un proveedor de tratamiento hoy mismo. Los proveedores pueden orientar a los padres y adolescentes preocupados a la instalación adecuada con programas de tratamiento para adolescentes y terapias de vanguardia. Estos profesionales pueden encontrar diferentes alternativas al alivio de problemas que los adolescentes estén enfrentando, es decir, soluciones a todo aquello que los impulsa a beber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.