¿Cuáles son los signos de una baja autoestima?

La autoestima se refiere al sentido general de aprecio por uno mismo que siente una persona, al igual que la opinión sobre uno mismo. Puede abarcar una variedad de factores como el sentido de identidad, la confianza en sí mismo, sentimientos de competencia y sentimientos de pertenencia. Desempeña un papel importante en una variedad de áreas de la vida, por lo que tener baja autoestima puede ser un problema muy grave.

La autoestima es algo más que agradarse a sí mismo, también significa creer que merecemos amor y valorar nuestros propios pensamientos, sentimientos, opiniones, intereses y metas. Tener autoestima no solo afecta cómo se siente y cómo se trata a uno mismo, sino que también puede influir en la forma en que permitimos que los demás nos traten. Puede afectar la motivación para perseguir las cosas que se desean en la vida y la capacidad para desarrollar relaciones saludables y de apoyo.

Signos de baja autoestima

La baja autoestima puede afectar los pensamientos, las emociones y los patrones de comportamiento de una persona. A veces, estos signos pueden ser más evidentes, pero en algunos casos pueden ser mucho más sutiles.

Algunas personas con baja autoestima hablan negativamente de sí mismas, mientras que otras hacen todo lo posible para asegurarse de que otras personas estén satisfechas con ellas. En cualquier caso, esta falta de valor personal puede tener un impacto negativo grave en la vida y el bienestar de una persona. A continuación se describen algunos signos comunes de baja autoestima.

Poca confianza

Las personas con baja confianza en sí mismas tienden a tener baja autoestima o viceversa. Tener confianza en sí mismo y en nuestras habilidades nos permite saber que podemos confiar en nosotros mismos para manejar diferentes situaciones.

Falta de control

Las personas que tienen baja autoestima, a menudo, sienten que tienen poco control sobre sus vidas o lo que les sucede. Esto puede deberse al hecho de que sienten que tienen poca capacidad para crear cambios, ya sea en ellos mismos o en el mundo.

Comparación social negativa

La comparación social a veces puede tener una función positiva y mejorar el sentido de sí mismo de una persona, sin embargo, compararse con los demás también puede jugar un papel en dañar la autoestima. Las personas con baja autoestima pueden ser más propensas a participar en lo que se conoce como comparación social ascendente o compararse a sí mismas con personas que creen que son mejores que ellas.

Problemas para pedir lo que necesita

Cuando una persona tiene baja autoestima, puede tener dificultades para pedir lo que necesita. Debido a que su autoestima es baja, pueden sentir que no merecen ayuda. También pueden sentirse avergonzados o incompetentes por su necesidad de asistencia y apoyo, debido a que no priorizan sus propios deseos y luchan por hacerse valer cuando lo necesitan.

Preocupación y dudas sobre uno mismo

Incluso después de tomar una decisión, las personas que tienen una autoestima baja a menudo se preocupan por haber tomado una decisión incorrecta. Dudan de sus propias opiniones y a menudo pueden ceder a lo que piensan los demás en lugar de ceñirse a sus elecciones. Esto a menudo puede llevar a muchas dudas sobre sí mismo, lo que dificulta que las personas con baja autoestima tomen decisiones serias en sus vidas.

Problemas para aceptar comentarios positivos

Un estudio publicado en el Journal of Experimental Social Psychology encontró que la baja autoestima se correlaciona directamente con no poder aceptar o capitalizar los cumplidos de los demás, hasta el punto de negarlos por completo.

Diálogo interno negativo

La baja autoestima hace que las personas se concentren en sus defectos en lugar de sus fortalezas. En lugar de construirse con un diálogo interno positivo, siempre parecen tener algo negativo que decir sobre sí mismos. Se culpan a sí mismos cuando las cosas van mal y siempre encuentran algún defecto en algún aspecto de sí mismos, ya sea esté relacionado a su apariencia, su personalidad o sus habilidades.

Miedo al fracaso

Debido a que carecen de confianza en sus habilidades, las personas con baja autoestima dudan de su capacidad para lograr el éxito. Si bien pueden temer el fracaso, tienden a evitar los desafíos o darse por vencidos rápidamente sin realmente intentarlo.

Impacto de la baja autoestima

Las investigaciones sugieren que la baja autoestima está relacionada con una serie de problemas de salud mental que incluyen:

  • Ansiedad
  • Trastornos de la alimentación
  • Estrés emocional
  • Trastorno de pánico
  • Comportamientos de riesgo
  • Trastorno de ansiedad social
  • Uso de sustancias
  • Estrés

La baja autoestima puede hacer que sea más difícil alcanzar sus metas y formar relaciones saludables y de apoyo. También puede desempeñar un papel en el desarrollo de ciertos problemas y afecciones de salud mental, como la ansiedad y la depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.